5 de octubre de 2010

Autorretrato.



En breve, mi piel lucirá las huellas del paso del tiempo. Él es implacable y al mismo tiempo generoso conmigo; me ha permitido llegar hasta aquí. Yo, mientras pueda soñar, seguiré plasmando la belleza de lo que es; la belleza de lo que fue, algo que se suele olvidar en este mundo de prisas atrapado en el espejismo de las apariencias, carente de la capacidad tan necesaria de la emoción.


4 comentarios:

ñOCO Le bOLO dijo...


Una interesante y misteriosa fotografía para acompañar al tiempo, reloj imparable en nuestra existencia.

T-b

CR LMA
________________________________

Edward Gryffindor dijo...

Bienvenida al mundo del blog, donde el tiempo no pasa; o quizas si, pero de otra manera. Bso ttt.

Polix dijo...

Hola pasando de blog en blog cai en el tuyo. Me gusta la textura de esta foto, pareciera que se puede sentir la pintura levantada.

Anónimo dijo...

pues todos tenemos algún defecto, aunque sea alargada puede que me guste.