19 de abril de 2012

El gran viaje.


Nuestro gran tormento en la vida proviene de que estamos solos y todos nuestros actos y esfuerzos tienden a huir de esa soledad. Guy de Maupassant 


 Les voyages en train.




6 comentarios:

Sergio DS dijo...

Cuando la soledad responde a una decisión voluntaria es una buena forma de conocerse a uno mismo, una etapa de introspección de la que creces y aprendes; si es impuesta o provocada es otro cantar, y más cuando todos los esfuerzos por salir de ella recuerdan a quien te la indujo.

flower dijo...

A mí jamás me gustó la soledad. Soy exageradamente sociable, necesito compartir, cascar sin parar, y cuando me tiro dos días en casa sin parar, mi teléfono siempre saca humo. ¡¡¡No hay manera!!!

Besicos,

virgi dijo...

Con cinturón y solos? O acompañados?
Besos, Vera.

Esa foto me da cierta inquietud...

Karras dijo...

Es extraño que cuanto mas gente tenemos a nuestro alrededor, más solos nos sentimos. Un beso bueno una manada de ellos para que no estés nunca sola.

ñOCO Le bOLO dijo...


· Lo que veo... es que la soledad acompañada puede ser, algunas veces, peor.
Un vagón vacío y parado puede encerrar un buen viaje... interior.

· bSoS

CR. & .LMA
________________________________
·

adam tate dijo...

Es mejor estar solo que desear estarlo.