31 de mayo de 2012

VolVoreta.


Erguida delante del sarcófago, Virginia contemplaba impávida cómo reposaban los restos de su Felicidad hecha  pedazos. No le quitaba los ojos de encima, preguntándose, si algo tan relativo como efímero tendría la capacidad de regresar algún día. Entreabrió los labios para decirle adiós y se le escapó, volando, el alma por la boca, errática y desconcertada como una polilla buscando la luz. Durante el lapso que siguió a la cremación, no la vi ni sollozar… hasta el día que despertó de aquella muerte pasajera y se percató de que ya era otra estación. La primavera quedaba muy lejos.



6 comentarios:

eva dijo...

La felicidad... tan efímera, tan relativa, tan caprichosa, tan, tan,...
Las primaveras siempre regresan y las mariposas y los colores y los olores y ...
Tal vez sean nuestros sentidos los que nunca vuelven a ser igual.

Te dejo un beso

Pd.- A veces es imposible decir adiós, por más que lo intentemos algo dentro de nosotros se aferra a un "hasta pronto"

Bernardo L. de la Cruz dijo...

Volvoreta... tuve una amiga que se llamaba así; estaba a mitad de camino de dos palabras: Borboleta, que en Portugués significa : mariposa y una expresión que podría definirse en valenciano como: Quiero proximidad.
Este bicho de la foto cumple con ambas vertientes; es mariposa, y gusta tanto de la proximidad que anda dándose porrazos con todo, hasta que uno se mosquea y acaba dándole una buena dosis de actualidad ( un periódico antiguo o una zapatilla también valen)

karroza- dijo...

Volvoreta, además de ser el nombre de las Mariposas en gallego, es también el nombre de:

Volvoreta
Una novela de Wenceslao Fernández Flórez

Volvoreta;
Un vino Zamorano
http://vinovolvoreta.com/principal.html

Volvoreta
Una tienda Madrileña de …¿?¿?... cosas, situada en Chamberi
http://www.volvoreta.org/

Volvoreta
Y muy especialmente el de un Blog Valenciano, “fantastico”, cerrado el 15-09-2011
http://elalmaenobras.blogspot.com.es/

Seguramente de muchas más cosas.
Saludos…………….

BD... dijo...

Caray, algunas se encierran en una crisálida durante tantas semanas que al salir de ella, el tiempo, no perdona pero ayuda a olvidar (su forma pasada, entre otras cosas). Se golpean contra algo y por mucho que lo repitan no se les queda en la memoria el dolor; lo que retienen es sólo la posibilidad de volver a golpearse.
Asunto instintivo de identificación recíproco.
"As bolboretas sonche fermosas polo esforzo da metamorfosis"...¿?
dl*V d:D´

Karras dijo...

Yo pienso (lo cual no es habitual en mi jajaj)
Efectivamente a veces hay que renovarse. Pero la renovación de la mariposa consiste en volver de nuevo con todos sus antiguos valores que por cierto son muchos y variados. Hay volvoretas que se mimetizan para mejor poder sobrevivir pero el mimetismo no la cambia de su condición. De todos modos muchas, pero muchas flores donde dejan su huella y muchas hojas (sobre todo de sauces) aún sueñan con un regreso de su heroína de bellos colores. Un besote.

virgi dijo...

Te han dejado unos comentarios tan originales y de largo alcance, mi querida Vera, que sólo se me ocurre colgarme de las alas de estos bichito y salir volando.
Pero volveré.
Seguro.
Un beso grande