27 de junio de 2012

Lo mejor de la vida.


¿Recuerdas cuando llegaba esta época y se acababan (temporalmente) las obligaciones: los madrugones, la disciplina, los deberes...? Ojalá todos los niños tuviesen las mismas oportunidades, sobre todo, la de ser felices disfrutando de su infancia plenamente.


6 comentarios:

Fernando Santos (Chana) dijo...

Excelente fotografia....
Cumprimentos

María dijo...

Preciosa foto, precisamente eso mismo hablaba yo con mi niña de casi 11 años, me ha encantado leerte, besos

Karras dijo...

Ya te digo que si me acuerdo querida Vera. Casi continuamente. Que placer cuando lo único estresante era cambiar el rejo a la peonza. Ay que tiempos. Mil besos.

Bernardo L. de la Cruz dijo...

Por un instante lo he recordado, fue un pequeño relámpago que olía a felicidad; todo un verano por delante, algo así como la eternidad. Sin duda la foto ha ayudado mucho a esa experiencia. Gracias.

virgi dijo...

Una toma preciosa con una reflexión que ojalá se cumpliese.
Ojalá.
(aunque sepamos de su imposibilidad)
Muchos besos, Vera

Mairló dijo...

Cómo olvidarlo?..