23 de julio de 2012

¿Nos hacemos a la mar?


La siembra ha dado sus frutos y el calor ha colmado la mies de vida. 
Ahora que ya conozco el filo de tu lengua y la agudeza de sus adjetivos quiero degustar el verbo, cómo suena el silencio dentro de tu boca y la presión que ejercen tus dedos fuera del teclado.
Es hora de recolectar, antes de que llegue un fuego inoportuno y lo destruya todo.

8 comentarios:

Karras dijo...

Si señor, a la pelota hay que darla cuando viene no sea que pase de largo. Vamos a aprovecharnos todo lo que podamos por si acaso declaran pecado hasta un simple beso. Te mando uno antes de que nos cobren el iva por él.

Sergio DS dijo...

Dicen que se recoge lo que se siembra. Feliz cosecha.

Mairló dijo...

Ay sí, hay que morder(le) el verbo, saborearlo antes de que la palabra se vuelva hoguera..

virgi dijo...

¡Muchacha, la foto es estupenda!
A recolectar, entonces, antes de que hasta la palabra se la lleve el fuego.
Besos, Vera

eva dijo...

Espero que recojas (al menos) lo que sembraste,y que el viaje por el mar sea agradable.

Fernando Santos (Chana) dijo...

Excelente fotografia....
Cumprimentos

luzbelguerrero dijo...

Lleve tiritas querida, que seguro que ese le pega un par de lametazos en cuanto le muerda el verbo.

Beato Darzádegos dijo...

...El inoportuno siempre ha sido el causante del silencio de las otra palabras, del fin de la frase. Si el verbo es carne( aunque suene a escatología teológica) y cohabita pues hágase a la mar o a lamer; dicho en francés, es la mer... :)
Breves saludos
Deica d:D´