5 de agosto de 2012

Con luz propia.


Me siento un poco partida en diagonal.

Tengo una foto de Marilyn, de quien se ha dicho casi todo menos lo que realmente me interesa, aunque, cada vez que entro en sus ojos, lo puedo adivinar casi todo. Ella siempre será recordada, mayoritariamente, por su apariencia, mal que le pese, que ya no le pesa nada. 

De Chavela no tengo foto, pero sé que era amiga de Joaquín desde que se encontraron en Madrid. "Chavela  y yo tenemos los mismos gustos -dijo Sabina, a los dos nos gustan las mujeres". A mí me encanta la voz de aguardiente y nicotina curativa para el alma y la lengua libre de esta Dama valiente de piel de tigre. En realidad, tampoco hace falta contar nada. Lo esecial es escuchar cuánto siente cuando canta. Hoy, El Flaco llora, y canturrea apenado "Por el bulevard de los sueños rotos, desconsolados van los devotos... Se escapó de una cárcel de amor, de un delirio de alcohol, de mil noches en vela... Las amarguras no son amargas, cuando las canta Chavela Vargas...¡Quién pudiera reir como llora Chavela.!


5 comentarios:

Sergio DS dijo...

Las llevamos guardadas en la retina sin llegar a conocerlas realmente. Dos personalidades únicas.

Karras dijo...

Sin duda Chavela ya tiene una silla a su lado para cuando llegue Joaquín. Como bien dices era una voz especial que sin ser una voz de altos tonos denotaba un desgarrador sentimiento en cada una de sus canciones y eso es precisamente lo que la hizo tan grande. Tiene que haber un cielo para los artistas y espero que esté cerca del nuestro para seguir disfrutando de ellos. Un besote.

VeraE dijo...

Forman parte de esa lista de recuerdos imprescindibles que uno se va formando, Sergio, lamentablemente, con el tiempo, se va haciendo más larga. BsoT.

Qué bonito eso que dices, Karras, un cielo cerca de ellos...ojalá sea así como dices, si no, lo voy a pasar fatal en la eternidad. BsoT.



Gracias por vuestra compañía.

karroza- dijo...

A mí solo me une a Chavela, la pasión por las mujeres, las otras (pasiones) no me atrajeron nunca, se las dejé siempre para que las disfrutara con quien, y como quisiera, (con el “flaco” por ejemplo).
Pero siempre le envidie el no haber conocido ha Frida Kahlo. Las dos tenían “magia”
Un saludo…..

virgi dijo...

El desgarro de su voz y su vida es siempre, siempre, emocionante. A mí me gusta enormemente, como persona y como cantante.
Un abrazo, Vera