8 de octubre de 2012

D-pre +IVA.

Foto autor: Karras y sus cosas.

- ¿Qué me pasa Doctor?
- A simple vista, diría que le está creciendo un sauce entre los ojos.
- ¡Eso es imposible!.
- Debería ser imposible pero, parece que muy cerca  ha encontrado un río.
- ...Y... ¿Qué puedo hacer?.
- Trasplantarlo. Y convencerse de que no puede ser un manantial subterráneo.




Recordatorio: En todas las entradas, las palabras coloreadas son enlaces.


11 comentarios:

adam tate dijo...

Si estás depre, y encima le añades el (nuevo) IVA, no me extraña (nada) que el sauce encuentre humedad suficiente entre los ojos para enraizar.

Otra cosa sería que...
Baaah, mejor lo dejo.

Humberto Dib dijo...

Una visión metafórica y bella de un estado horrible.
El arte todo lo embellece.
Un abrazo.
HD

Karras dijo...

El sauce crecio en los ojo9s si, pero con la intención de secar las lágrimas, y recordar que su verde es verde esperanza. No tenías porque nombrar el autor. Era un regalo para que dispusieras como tuyo. Un besazo gordo.

d:D´ dijo...

Mucho hay que llorar para que un sauce crezca en ese espacio. Menudo bosque de galería se formaría entre ceja y ceja, al amanecer, al atardecer. Aunque un sauce es un buen reclamo y da una sombra magnífica en verano y va muy bien. ¿Te imaginas? El hombre (o mujer) al que nunca le molestaba el sol pues acompañado de un sauce llorón lo burlaban.
[La foto es estupenda y justamente ese sauce es alucinante; estético y viejo. Da frescura verlo]
Breves
dl*V

virgi dijo...

A llorar, querida Vera, es lo que quieren y a lo que nos abocan.
Tu jeroglífico, a pesar del verde esperanzador, me deja algo pensativa.
Esperemos que su sombra refresque tanta mezquindad.
Besos, guapa.

Innombrable dijo...

como haces de lo horrible algo bello.
saludos
Carlos

karroza- dijo...

Lo bueno que tiene el cumplir años es que cada vez te preocupas menos por cosas que no lo merecen, te ocupas mas por las que valen la pena y lloras por muy pocas, solo por las mas próximas y menos transcendentales (aparentemente) las que tienes cogidas muy dentro.
O sea que con la edad se trasplanta el Sauce y te quedas con una “macetita” pequeña, el río no da mas de sí.
Saludos…….

ñOCO Le bOLO dijo...


· Pues lo que yo veo... una gran foto.
¿Son las lágrimas, con su carga salina, lo más apropiado para hacer crecer una sauce? De las salicáceas se extrae el acetil salicílico, bueno para la cabeza pero no tanto para la depre, que con iva aumentado se puede convertir en un grave problema.

· tBSo

CR· & ·LMA
________________________________
·

Verae dijo...

Adam, creo que el personaje tiene humedad suficiente para alimentar un bosque. Un beso.

Estoy convencida de que la expresión artística ha sacado a más de un@ de pozos bien negros, Humberto, sí. Un beso.

Admiro tu particular sensibilidad, Karras... En cuanto a nombrarte, sabes que debo hacerlo si la foto (o el texto) no es mío. Cuando la recibí, se me ocurrió esta pequeña historia y me dejé llevar. Tal vez tenía que haberte consultado primero. Mil gracias y un besazo gordo para ti también.

Pues me he imaginado ese "flequillo" que mencionas, d:D', y sería otro excelente método para camuflar las emociones. Un beso.

Ay Virgi... esos no merecen ni una lágrima de nadie. Esta historia va de la "incapacidad" (entendido como dificultad) que algunas personas tienen para ejercer el saludable ejercicio de llorar. Besos, guapa.

Innombrable, con sana envidia (si es que esto es posible) te respondo con la misma frase. Un beso.

Tienes razón Karroza, parece que uno se vuelve más "selectivo", y acaba emocionado con esa hojita nueva que brota en la maceta (mientras (en el fondo) está pensando Qué verde era mi valle ). Un beso.

Estimado Ñoco... Si una lágrima está compuesta en un 98% de agua ¿crees que al Sauce le va a importar lo que bebe?. En cuanto a la aspirina... te diré que es mi salvación. Para la "depre"... chocolate. oSBt.





Gracias a todos por la compañía.

ñOCO Le bOLO dijo...

¿chocolate? 99%
en su defecto, 85%
y hasta 72%
menos... nada.

Verae dijo...

:) se tendrá muy en cuenta tu prescripción, Ñoco.