18 de octubre de 2012

Medidas relativas.



¿Cuánto mide un microrrelato?.  A grandes rasgos, la respuesta es sencilla, dependerá, en gran medida, de la capacidad de su autor para decir lo que tenga que decir utilizando su mejor capacidad de síntesis, y conseguir que la historia sea comprensible y atractiva; ésta, estará compuesta de nudo, núcleo y desenlace, y lo más significativo recaerá en la trama y en el personaje. El título es un elemento imprescindible ya que, a veces, puede encerrar en sí mismo la historia que se pretende transmitir. Es recomendable evitar detalles que no aporten nada a la composición; es más interesante mostrar que describir,  y que sea el lector quien interprete su particular visión.

Para muestra dos botones; dos relatos geniales cuya historia la escribirá (en su mente) el lector:

El emigrante: ¿Olvida usted algo? -¡Ojalá!.
Autor: Luis Felipe Lomelí (microrrelato más corto escrito en lengua española, desde 2005)

* * *

El dinosaurio: Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.
Autor: Augusto Monterroso (el más corto hasta 2005)

* * *

Crear micros engancha como la nicotina. Partiendo de una idea garabateada en la cabeza, la escribes en un papel como va saliendo (sin censura), y la dejas reposar sobre la mesa. Vuelves a leerla y aparecen nuevas palabras mientras te das cuenta de que sobran muchas otras; eliminas lo superfluo, como un Shuar a su Tzantza.


7 comentarios:

Karras dijo...

Nunca se me han dado bien querida Vera, a pesar de que los admiro muchisimo. Me parece que hay que tener mucho más talento del que yo dispongo jajaj. Un besote.

adam tate dijo...

El de Monterroso me parece de lo mejor que he leído en mi vida.

Me encantan los relatos cortos que vacian de palabras superfluas su recorrido.

Las medidas son relativas en todo en la vida. Solo es valido el placer que se proporciona.

virgi dijo...

Y cuanto más pequeños, más difíciles.
El famoso del dinosaurio es una gozada.
Besitos besitos

d:D´ dijo...

Bos días Vera
Bos días amicus:
...Pues creo que el tamaño importa tanto como su contenido...ese contenido que desborda el continente y traspasando más allá de sus límites fronterizos se aleja tanto que se comprende en cualquier lado. Ésa es la función de tan pocas. En las despedidas, en las saludas, van todos los días contenidos esos micros...y sin darnos cuenta.

Lo dicho:

dl*V d:D´
[es el más corto que tengo]

ñOCO Le bOLO dijo...


· Por ejemplo: y tú ¿como lo ves? es un microrrelato en ciernes.
Me gustan las micros. Pueden resultar abiertos, y no empleas mucho en leerlos, aunque más en reflexionar. Y si son cerrados, una delicia.

· 1bTd

CR· & ·LMA
________________________________
·

Sergio DS dijo...

No soy bueno con los micros, tampoco con los "macros", yo no escribo, pienso sobre el teclado y lo que surge no tiene mayor aspiración.

Me gusta la foto, recuerdo cuando hicieron la exposición de dinos en la Ciudad de las Ciencias. Un entorno curioso para fusionar prehistoria y modernidad.

Verae dijo...

Escribir, escribir, escribir, fotografiar, fotografiar, fotografiar, pintar, pintar, pintar, esculpir, esculpir, esculpir, dibujar, dibujar, dibujar, ...
Lo importante es expresarse.




Gracias a todos por comentar. Besos.