21 de noviembre de 2012

A cámara lenta.



 A temporadas los días se estiran como el chicle y se confabulan para tener veinticinco horas, ni un minuto menos. 


6 comentarios:

Anónimo dijo...

El tiempo...¿?
d:D´

Karras dijo...

Estoy de acuerdo sobre todo en la última parte. Solo se consume si lo desperdiciamos. De otra manera lo aprovechamos. Un beso intemporal.

ñOCO Le bOLO dijo...


· Pues lo veo que... tienes mucha suerte. A mi siempre me salen de 23 y menos, y siempre,, con minutos menos. ¿no te estarás quedando con mi tiempo?
La foto es todo un poema. Genial


· 1bTd

·CR· &·LMA·
______________________________
·

virgi dijo...

Muy oportuna, chiquilla.
Otras veces tienen 23...ó 22.
Besos besos

Tamires dijo...

:)

Verae dijo...

Supongo que sí, d:D´, al menos es lo que a mí me ha sugerido. Un beso.


Karras, entonces me surge otra pregunta... ¿Cuándo se supone que se desperdicia? Esto sí que es subjetivo :) Un beso.


A mi que me registren ¿eh?, Ñoco, te juro por Tutatis que nunca me quedo con nada que no me den. 1bTd.


Esos son los que me gustaría tener, virgi, para mi son buena señal. Besos, besos.


Tamires..... :) Beijos.