7 de noviembre de 2012

Entre dos aguas.

Passiflora caerulea

Inducida por un día lluvioso, Flora decidió cambiar la sutil frescura de agua de rocío por el tono más subido de la fragancia de té verde. Se vaporizó los pétalos y allá se marchó, expandiendo su nuevo perfume, deslizándose sobre los adoquines. ¿Se estaría desinhibiendo?, ¿resultaría demasiado empalagosa?, ¿hasta qué punto influiría semejante infidelidad?. Curiosamente, lejos de sentir remordimiento, apreció una suerte de liberación, como quien echa una cana al aire sin tener que rendir cuentas a nadie más que a sí mismo. ¡Qué caray, las flores no se hacen preguntas metafísicas!.


4 comentarios:

Karras dijo...

Vaya hoy tengo problemas con blogger. Bueno decía que en cierto modo es como si se dejase llevar por su condición vital ¿verdad?. Que casualidad que estoy preparando una entrada con la passiflora aprovechando una muy curiosa que tengo en el patio. Ya verás como te gusta por que no es la caerulea que estamos acostumbrados. Un besazo

ñOCO Le bOLO dijo...


· Pues veo que...
Ninguna otra flor podría ser más apropiada pra tu texto, la flor de la pasión ( en la acepción no religiosa) de la que se obtiene un delicioso maracuyá.
Paso pues de la corona, los clavos y los martillos.

· 2bTd

CR· & ·LMA
________________________________
·

virgi dijo...

¡Qué bueno el vídeo! Primera vez que oigo a Zenet, muy personal, si no es por ti, ni idea...
Besos besos

Verae dijo...

Pues sí, Karras, deberíamos hacer más caso a la espontaneidad y dejarnos de tantas preguntas (a veces) inútiles. Siendo tan botánicos en algún momento teníamos que coincidir ¿no? :)) Besazo para ti también..

Coincidimos, Ñoco ¡¿Qué quieres que te diga?! A la iglesia no le basta con inventarse santos que también tiene que meterse con las flores. 2dbT.

Me alegro que lo descubras, Virgi, porque podrás disfrutarlo a base de bien. Yo estoy tristísima, anoche actuó aquí, y yo sin poder ir, como ya viene siendo habitual. Besos, besos.