28 de diciembre de 2012

Carta a un dios desconocido.


     Estimado Dios:

    Tú no me conoces porque es la primera vez que contacto contigo. Verás... yo no creo en ti, pero el hecho de que mucha gente lo haga me anima a probar suerte. En realidad no quiero pedirte algo sólo para mi pues la vida ha sido generosa conmigo; por arte de birlibirloque, en cualquier momento suele aparecer a mis pies algo útil o algo secretamente deseado. No voy a ser tan necia de pedir la paz en el mundo, ni pan para todos, ni cualquier otra cosa que me haría quedar muy bien, pues considero que eso sería tan fácil para ti que la petición sería una ofensa. No. Es más sencillo. Me gustaría que hicieras un poco el trabajo que le correspondería a la Justicia que debido a su parsimonia habitual, y sobre todo a su ceguera, si le sumamos los recortes en personal y las justificadas huelgas ocasionadas por culpa de los mismos, los expedientes se están amontonando como torres de babel. Esto conlleva  retraso en los fallos de sus señorías en denegar prolijas apelaciones a tanto bellaco; que condenen, y hagan cumplir íntegra la condena impuesta por sus felonías. Porque ¿sabes?, se puede vivir con menos bienestar: sin pantalla plana, sin aifon; sin ocio de calidad; sin nómina, sin tranquilidad; sin luz, sin caricias, sin besos,... incluso me atrevo a decir que sin sueños. Pero no se puede, ni se debe, vivir sin dignidad. Es así como me siento, indignada por tanta injusticia; sin Justicia desaparece la posibilidad de conseguir todo lo demás.

   Si lo que quieres saber es si me porto bien, aunque no entiendo en absoluto este requisito pues es sabido que cuanto peor es uno más éxito tiene, te diré que sí: no soy humilde pero  soy leal y solidaria,  además hago verdaderos esfuerzos por mantener a raya la espiritrompa.

     Espero que comprendas mis intenciones, y que con tu varita mágica puedas llevar a cabo mi petición de darle la vuelta a la tortilla.

     Atentamente.
     Esperanza Expósito, Ciudadana de un planeta llamado Mundo.


7 comentarios:

d:D´ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
d:D´ dijo...

¡Qué cruz!

Sergio DS dijo...

Llámalo justicia divina, karma, equilibrio cósmico o ingenuidad, pero mantengo la esperanza de que las cosas se pongan donde deben estar.

d:Deíca-r dijo...

Aquí hay mucha intención encerrada pues recurrir a él para que le dé la vuelta a la tortilla, me parece una gran idea. Lo malo, o es sordo o se ha ido a Babia, mientras otros sí escuchan
Lo de la espiritrompa, yo que tú, le daba rienda suelta y deslocalizándola dejaba de esnifar esas rayas que dices donde la mantienes. ¿O no era eso lo sugerido? Hum, hum, pienso que se me ha ido la olla, cómo a la justicia esa que ahora se llamará:
"JUSTIPRECIO", la llanero solitaria.

ñOCO Le bOLO dijo...


· Pues veo que pides poquito
· Sr. Justicia: Quítese de una vez esa venda que tiene tapando sus ojos y arremeta, arremeta con esa espada contra tanto sinvergüenza que decide nuestros destinos sin contar con nosotros, con tanto chorizo en tierras de hambrunas de justicia social. Quítese ese lindo vestido, bueno para la Grecia clásica, y cálcese unos vaqueros y salga a ver como es la calle, la realidad.
· No tenga reparos en manchar un poco la espada. recuerde la Campana de Huesca... a ver si algunos aprenden.

PD. Dale recuerdos a Dios... si lo ves.

· Td3B

· CR · & · LMA ·


karroza- dijo...

Me uno a la carta de "Esperanza Expósito", y la firmo como mía si procede, aunque me temo que no nos escucha "quien corresponde" aun siendo tan "omnipotente".
Saludos......

Bernardo Lino de la Cruz dijo...

Lo de hacer llamamientos a Dios nunca lo he considerado; seguro que, o da comunicando o me sale un robot de esos que ponen de los nervios.