23 de diciembre de 2012

Estado interior.


Andy Warhol


3 comentarios:

d:D´ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
d:D´ dijo...

Tanto como que es algo que pertenece al ámbito privado de cada uno. Empatizar con eso es sumamente difícil salvo que hayas pasado por lo mismo. Pertenecen al mundo sensible y son inherentes al temperamento, ése que hace a cada cual completamente parecido en nada y diferente en todo.
El carácter, aquí, se puede mantener al margen y excusarse con que él vino más tarde con el aprendizaje y que, a pesar de todo, hay veces que sucumbe a sus pasiones inevitablemente.
Suele decir, preguntarse, que en esos momentos le gustaría tener "un fuerte carácter" para controlar la situación y comportarse correctamente. ¿Desde qué óptica, desde qué perspectiva?...
Ya estamos juzgando a los demás por pecados de otros, por defectos de los impotentes y acusándolos de muertes que jamás ocurrieron; por muertes que se inventaron con la excusa suficiente para crear oficios y así legitimar su procedencia.
Hay mundos y situaciones, todos de éste, que se desarrollan en la onírica parte del cerebro que se transfieren, o eso parece, al real mediante ósmosis incierta. Ésa es la que hace que al ser captada y asimilada, según cada uno, se convierta en diferente opinión. En diferente sensación y opción.
¿Es conveniencia o es otra cosa?
[Somos copia sensible de nuestra condición de animales, o insensible modelada por lo que vemos y oímos]
Breves
dl*V

ñOCO Le bOLO dijo...


· ¿Tienen las emociones un sólo punto de vista?
· Pues eso. Me parece improbable que puedan actuar las emociones de forma independiente. O sea, todo resultará confuso.

· TdMb

· CR · & · LMA ·