5 de diciembre de 2012

Nocturnos.


[...]

    Todos caemos, pero mi abismo es particularmente solitario. Apenas conozco seres: conozco hermosas postales. Me he dedicado demasiado a cultivar esos momentos que otros guardan en el recuerdo: me empalago de situaciones inolvidables. A mi alrededor han tomado forma, excesiva forma, esas ideas que los poetas dejan de un lado cuando finaliza la inspiración para dedicarse al vivir diario. Pero llega un momento en el que la poesía es inútil y la música no puede llenar todas las necesidades: entonces es preciso hallar sentimientos para aliviar la soledad.

    He descubierto algo: no amo. Sin embargo, esta falta de un amor no es una negación -ojalá lo fuera- sino una afirmación del vacío.

[...]

Título: Silencio de Blanca.
Autor: José Carlos Somoza


6 comentarios:

Sergio DS dijo...

No puede haber nada más triste que no amar, decididamente es el vacío absoluto, la negación más profunda, la nada.

(Chopin compensa el desazón)

d:D´ dijo...

Aun no he podido escuchar la música pero tantas cosas como dices son una muralla de la que construyes tu vida, muro que antepones a tu fortaleza y das de sobreaviso para cualquier (n)amigo.
Decisiones propias que se confabulan en el fondo de la mente, que se optan cuando se anda sobrado de gente y no se echa en falta nada, al saberse confiada que el estado nos ahorra esos asuntos.
Se puede robar el amor, se puede pedir, se puede prestar; mas se puede delinquirlo, más no...
dl*V

d:D´ dijo...

Habiendo escuchado la música, no puedo estar más de acuerdo con Sergio DS y contigo que la has escogido.
Pero es melancolía terrible sentirse envuelta la persona por tan terrible desazón que sólo consigue una independencia de ficción, en algunos casos, en otros es un viaje a las estrellas todos los días, aunque se duerma, descanse o trabaje.
La opción individual viene determinada por el grado de capacidad para desenvolverse y se opta por ello en función de las características personales que se van desarrollando a lo largo de las diferentes nocturnas o días.
Sea, entonces el año, próximo, cuando sin desengaño se enfrenta uno a cada instante con ese tesón, sin temor siempre, como otrora.
Breves
dl·V

virgi dijo...

La música, medicina para el alma. Da igual estemos solaos o acompañados, el vacío va con nosotros, pegadito, pegadito.
Un beso y un abrazo

ñOCO Le bOLO dijo...


· Sergio nos lo ha puedes fácil. Sólo subscribir...
· La foto queda bien cosida a la imagen, redundando en una cierta tristeza.

· tD1B

·CristalRasgado· & ·LaMiradaAusente·
:

Verae dijo...

...

Verónica se alejó hacia el parapeto metálico y contempló el parque. Entonces volvió a hablar. La conversación que hemos tenido fue extraña, y la transcribo:

- No aspiro a ocupar un lugar entre Blanca y tú -dijo-. Me da igual: ya he ocupado demasiados lugares incómodos. Estoy en tu bando porque quiero estar, y me iré cuando me parezca. -Las hojas, sacudidas por otro breve golpe, recorrieron la pérgola con susurros-. Así que así están las cosas -dijo.

-Pero yo no quisiera que te fueras nunca -murmuré.

Se volvió hacia mí y enfrentó mis ojos.

- No me vengas ahora con ésas -dijo.

- La gente piensa que soy un romántico -sonreí.

- Pero es falso.

Se recostó contra una columna, las manos en los bolsillos del abrigo. La madera crujió levemente: el sonido parecía una voz.

- Sé que es una contradicción -dije-. Si no hay una relación de afecto entre nosotros, no puedo impedir que te marches. Pero no quisiera que te fueras nunca.

- ¡Qué buscas de mí?

- Escapar -dije.

- ¿Escapar?

- De Blanca.

Sacó un cigarrillo. Fumó. El viento hizo desaparecer el humo azul entre sus labios.

- ¿Por qué no lo dejáis? Me refiero a lo vuestro -dijo.

- No puedo.

-Me gustaría conocerla -dijo entonces-. A veces pienso que te la inventas.

- Y tienes razón -asentí-. Me la invento. Por eso no puedo escapar de ella.

Tardó un instante en decirme lo más importante que me han dicho jamás:

- He estado pensando a cerca de ti, y he llegado a una conclusión: eres un compositor de relaciones, Héctor.

Enarqué las cejas sin comprender.

- Quiero decir que creas fantasías y las interpretas en los demás -explicó-. Y no te relacionas con personas sino con tus propias creaciones.

- Es cierto: he estado pensando eso últimamente.

- Eres un genio musical -sonrió-, pero no compones música: te dedicas a obtener armonías en los seres que te rodean.

...





Gracias a todos por los comentarios. Besos.