25 de enero de 2013

Old shoe.



Una puesta en escena para desviar la atención de lo verdaderamente relevante;
el muro que levantamos para resguardar nuestros secretos.


21 de enero de 2013

Atrápame, si puedes.



Regla número 1:  Nunca dejes que te cojan... si no es la felicidad la que va a por ti.


18 de enero de 2013

Movistar, el divorcio.



La rotura de una relación siempre es traumática y dolorosa. Cuando uno se decide (por fin) a dar el primer paso hacia lo desconocido, es porque una humilde gota, o un chaparrón, se convierte en la responsable de un desbordamiento largo tiempo anunciado, y uno ya considera que cualquier destino puede ser más atrayente que quedarse a contemplar cómo crece el monstruo de la animadversión. Llegado ese momento, el otro se da por ofendido y entabla una verborrea de estupefacción victimista que si te pilla con las defensas bajas te convence de que él no es culpable de nada... cuando el agraviado eres tú, que has intentado mil veces, por todos los medios a tu alcance, poner sobre la mesa los disgustillos, los disgustos, y los disgustazos, en un intento de hablarlo, de solucionarlo para llevarse bien. El otro te oye pero no te escucha, y te la sigue jugando siempre que le da la real gana y  cuando le apetece, y te convences definitivamente de que la cosa va para rato.

Después de treinta años, los últimos cinco discutiendo día sí y el otro también, te das cuenta de que el otro no te dará una alegría en su puta vida, ni siquiera una disculpa. Te obligas a aceptar que, simplemente, el otro es así, y no puedes aguantar más desaires, ni más humillaciones, ni tener la sensación de hablar continuamente con la pared.

* * * * *
-       - Pero... ¿me puede decir los motivos por los que ya no quiere nuestros servicios?...
-       - Se lo acabo de explicar, señorita. ¿Me ha escuchado?, por cierto, ¿está grabando la conversación?...
-       - Sí…
-       - Pues añada esto: No quiero contribuir con mi dinero a que su empresa pague nóminas millonarias a chorizos para que éstos la representen…
-       - Bueno… la empresa le presta a Ud. un servicio y con el dinero puede hacer lo que quiera. ¿no cree?... ¿Le digo la nueva oferta que tenemos para Ud.?
-       - No, no quiero saberlo. Ya le he dicho que no me interesa. Además, ahora ya no es una cuestión de dinero, es una cuestión de principios, ¿Sabe de qué le hablo? ¿No?... Pues le repito: no quiero estar en una empresa que da cobijo a ladrones millonarios y los encumbra como cabeza visible en puestos de representación de la compañía. Me siento muy avergonzada, y decepcionada... Opino que es un descrédito para su empresa y una humillación para sus clientes. Y aunque sólo soy un granito de arena... ojalá la gente se dé cuenta de que hay cosas que sí puede hacer. No cuenten conmigo; no quiero ser cómplice.
*****

    Me siento fenomenal. Libre. Con nuevo novio. Y como en todos los principios, saboreo las mieles de lo recién estrenado: llena de ilusión, sin vislumbrar el fin...


16 de enero de 2013

Sincronía.



¿No te parece fantástico que en este preciso momento ambos estamos haciendo lo mismo? Tú me miras, y yo me dejo... y mientras lees, y cuando escribes, te (ad)miro sin que te enteres.  Leo y releo tus mensajes y, cuando te despistas, busco esas palabras que se quedan pendientes en la yema de los dedos, y que suelen desaparecer mientras tecleas el espaciador. Me emociona tanto pensar que no hay distancias, ni prisas, ni tiempo que nos separe, en este catalejo de miradas suspendidas...


12 de enero de 2013

Aprendiendo a pensar.


Aprender, observar, leer, dibujar, escribir, cantar, jugar,  compartir, correr, saltar, experimentarcaminar, viajar, soñar, disfrutar, sentir, amarEnseñar...


7 de enero de 2013

Cuesta de Enero.



Febre
mar
ab
yo
jo
lio
¡Ag!

4 de enero de 2013

Me pido...

Un año más


, en buena compañía.