16 de enero de 2013

Sincronía.



¿No te parece fantástico que en este preciso momento ambos estamos haciendo lo mismo? Tú me miras, y yo me dejo... y mientras lees, y cuando escribes, te (ad)miro sin que te enteres.  Leo y releo tus mensajes y, cuando te despistas, busco esas palabras que se quedan pendientes en la yema de los dedos, y que suelen desaparecer mientras tecleas el espaciador. Me emociona tanto pensar que no hay distancias, ni prisas, ni tiempo que nos separe, en este catalejo de miradas suspendidas...


8 comentarios:

d:D´ dijo...

Qué foto más alucinante...Genial
Un aplique, un led, una mirilla, un barco y su ojo de buey, un avión, Supermán...?
Todo, puede ser todo. Pues parecen los reflejos una balaustrada, unas escafandras apoyadas a ambos lados, una araña colgada de cientos de cristales, una cúpula invertida divirtiéndose extravertida, un dedal fino...
Sólo la gota de pintura delata su origen.
La luz, tan necesaria, tan contingente cuando se apaga.
Eso
dl*V

Sergio DS dijo...

Te veo...
;)

Vadim dijo...

Mis ojos saborean el momentum.



karras dijo...

Wow. Como suele ser en ti, de algo tan normal en nuestro trajinar diario tu haces arte. Aumentando la foto diríase que son las sillas del hemiciclo en un día normal, es decir de votaciones (vacío). Y la reflexión en tu línea de maestria acostumbrada. Besotes.

Bernardo Lino de la Cruz dijo...

Un catalejo con un filtro de café al fondo....¡Ya no saben qué inventar!

virgi dijo...

Tus fotos tienen una nitidez y una luz envidiablES.
Te miro y te sonrío.

ñOCO Le bOLO dijo...


· Pues lo que veo que tal como me los escribes... ¡pues es cierto! Otra cosa es ese ojo que nos mira. Menos mal que no está dentro de un triángulo... o tendría que apagar la pantalla.

· tD2b

· CR · & · LMA ·


d:Deíca-r dijo...

Micromiradas....
Micromiriadas...?
[http://lamiradadevera.blogspot.com.es/2012/10/animalario.html]
He ahí el silogismo?
Cuál?
Son como adivinanzas que se aprecian con el tiempo y exprimiendo su jugo voy poco a poco micromirando; micromiriápodo...que camina tras el cristal de su viva crisálida escudriña por la milmirilla de su puerta sedada o inerte.
Eso