27 de febrero de 2013

¡Bon voyage!



Hoy, la gente como tú y como yo debería estar triste. Se ha ido una mente bienpensante: Stéphane Hessel fue una de esas personas que luchó por los demás, desde la resistencia, un ser que con sus noventa y pico años, logró con entusiasmo contagiarnos la esperanza de reconquistar un mundo mejor. Consiguió ponernos en pie a la voz de ¡Indignaos!, recordándonos que la vida, lo que entendemos por una buena-justa vida, hay que pelearla día a día para evitar que nos la roben los fantasmas de la avaricia. Debería estar triste, pero recuerdo su sonrisa y su coherencia y su esfuerzo y su vitalidad, y lo mejor que puedo sentir es agradecimiento hacia él, por recordarme que yo/tú no soy/eres nada si no es contigo/conmigo a mi/tu lado. Compañero Hessel, gracias por haber existido... Usted descanse que ya ha cumplido; ahora nos toca a nosotros poner en práctica su clase magistral. ¡Bon voyage!


6 comentarios:

ñOCO Le bOLO dijo...


Buen viaje, Stéphane... no te irás del todo mientras quedemos los que pensamos como tú. Si te sirve de consuelo, desde esa nada donde ahora vives, te pondré en mi santoral laico.
Bon voyage...

· td2b

· CR · & · LMA ·


Sergio DS dijo...

Allá donde quiera que esté verá el resultado.

Anónimo dijo...

Pues larga vida para él
Nunca lo llegaremos a encontrar pero como a otros pensadores sus palabras ya son motivo de neohumanismo y "reveldía"
·deicaludos*S

karras dijo...

Aún recuerdo el día que nos recomendaste su libro y como perdí el culo por ir a comprarlo. No lo encontraba en Aranjuez y me tuve que desplazar a Toledo capital pero lo conseguí vaya que sí. Ahora que se nos ha ido tengo sentimientos contradictorios como tu. por un lado la tristeza de perderlo sin haberlo disfrutado más tiempo, pero por otro como bien dices agradecimiento por haberse dignado a nacer entre nosotros. Descanse en paz y que su lección de vida nos sirva de ejemplo. Besos.

karroza- dijo...

Lo has dicho tan claro y tan bien, que solo tengo que añadir. ¡Bon voyage!
Saludos……..

virgi dijo...

Gente así me emociona, qué vida, qué coraje, qué sencillez siendo tan profundo, tan sensible.
Y tanto imbécil dándoselas de sabio.
Seguro que su viaje será muy plácido.
Más besos