6 de febrero de 2013

Flor y cía.



Sin embargo... no vayas a pensar que me conformo con esta nada en que ha devenido el paso de los días. Aún me quedan sueños, deseos, y alguna que otra ilusión por cumplir, aunque nunca he entendido muy bien en qué se diferencian los primeros de ésta. La posibilidad de una escapada, a Florencia por ejemplo, me mantiene con la esperanza viva de volver a sentir el síndrome de la belleza que me permita licuar de golpe  los residuos marchitos que aprisiono dentro. Como cuando entré en Venecia, arrojada por la boca siempre abierta de santa luchia,  mezclada con la multitud procedente de Milán, me acogió con los brazos extendidos y no pude contener las lágrimas ante tantísimo poderío: toda ella destilando sensualidad, empapada de historia camuflada de Carnaval a ambos lados del Gran Canal, desde el puente de Rialto al Ponte dei Sospiri. 


10 comentarios:

Sergio DS dijo...

¡Uf! (léase como un profundo suspiro)

karras dijo...

Siempre me he admirado de tu especial sensibilidad para con el arte. Sin duda todo lo que levante pasión en un/a es digno de tenerse en cuenta. Ojalá puedas disfrutar pronto de todos estos sueños compartes con nosotros. Besote.

virgi dijo...

El síndrome de Stendhal...¡ah, Florencia!
Nos podríamos encontrar sobre el puente, sí.
Besitos

ñOCO Le bOLO dijo...


Veo que Virgi me ha quitado casi todo el comentario.
Mira de lo que nos hablas, Florencia, Venecia... Milán...
Debiéramos volver. Más de una vez.
Me encanta esta foto partida.
Debes aprender a firmarlas.

· tD1b

· CR · & · LMA ·


d:D´ dijo...

Y...vas a volver?
Vale, ya me contarás y
te cuento algo más de ella
Breves
Saúde,Ceibedade e Esquilmo

karroza- dijo...

Joderrrr.....
Vera.....
Cuanta belleza amontonada en Italia
Hasta los entierros son hermosos en Venecia.
Tuve la ocasión de encontrarme con uno en mi estancia cuando fuy a visitar la Isla de San Michele ...uffff
Disfruta del Carnaval si es a lo que vas, que también es otra cosa
Saludos.....

Fernando Santos (Chana) dijo...

Olá; gostei da fotografia...Espectacular....
Cumprimentos

Verae dijo...

¡Uf! (léase como un profundo suspiro), ya que, lejos de irme a ningún sitio, una gripe me ha tenido enclaustrada toda la semana, sin más sueño que el deseo de quitarme la fiebre de encima.

Miro hacia lo lejos... y no veo otro viaje que no sean los desplazamientos que realizo en los últimos años. El Ponte Vecchio sería el lugar ideal de encuentro, sólo pensarlo ya me llena de emoción, pero, también, de más deseo porque mi mayor ilusión es enderezar la torre de Pisa.

Ya no quiero saber más nada de Venecia, ni del Gran Canal, ni del Carnaval, ni del vaporetto, ni de toda esa espectacular belleza que adoré.
Necesito lugares nuevos que descubrir, que dejen a los viejos recuerdos en el sitio que les corresponde.


Gracias a todos por los comentarios.

Os dejo un beso.







d:D´ dijo...

Claramente la fiebre traslada cuando se eleva inconscientemente a sitios en los que se encuentra relación con el agua que se pierde; viajaste por canales de pesadilla, sueños puntuales y recordatorios de clínicas sinestesias que te fueron dejando mermada, tanto en lo sencillo como en lo complejo.
Los sueños en fiebre de sábado tarde producen monstruos de baile...
Mejórate pues ya nos lo has contado; tal y como pedíamos.
Ella, si se deja ser parca puede ser más fría que un chubasquero.
dl*S

Bernardo L. de la Cruz dijo...

Hermoso y revelador texto sobre el interior que le anima. Yo soy más de emocionarme ante un paisaje, porque soy bastante animalito; pero puedo entender perfectamente lo que ha sentido.